jueves, 22 de agosto de 2013

SOS Bebés Robados presenta 55 peticiones de exhumaciones en San José

El colectivo finaliza la entrega de solicitudes tras el cierre del camposanto gaditano, primer paso para el comienzo de los desenterramientos 

22.08.13 - 00:18 - 
SOS Bebés Robados presenta 55 peticiones de exhumaciones en San José
La asociación SOS Bebés Robados ha presentado un total de 55 solicitudes de exhumaciones de presuntos casos de robos de recién nacidos cuyos restos, en principio, deben encontrarse en el cementerio de San José, que ya está clausurado.
De esta manera, el colectivo deja cerrada una primera etapa para intentar esclarecer las dudas de una buena parte de sus asociados en los supuestos casos que han sido denunciados y que tuvieron lugar en el antiguo hospital Zamacola de la capital gaditana.
En el mes de junio, la asociación entregó en el registro municipal una primera remesa de 43 solicitudes de exhumación. El pasado martes se dio entrada a 11 nuevas peticiones y ayer, tal como informó la presidenta Chary Herrera, se entregó la última de ellas.
Precisamente ayer, según las previsiones de SOS Bebés Robados, finalizaba el plazo de tres meses para remitir estas peticiones ante el Ayuntamiento de Cádiz tras el cierre del camposanto gaditano. El pasado 23 de mayo, el Consistorio anunció la clausura de San José en el BOP, momento en el que empezó a correr el plazo de solicitudes.
Posteriormente, el 24 de mayo se firmó el convenio de colaboración entre SOS Bebés Robados y el Ayuntamiento de Cádiz en el que se acordó que el municipio corre con los gastos de las exhumaciones, por lo que el colectivo se encargará de realizar las pruebas de ADN.
En cuanto a los lugares de procedencia de las solicitudes, la amplia mayoría son de la Bahía de Cádiz, aunque también existen peticiones de poblaciones como Rota, Sanlúcar o Paterna, debido a que estos municipios dependían del hospital Zamacola.
También existe una gran diversidad en los años de nacimiento de los presuntos bebés robados. Así, la solicitud más antigua es de 1956, mientras que la más reciente es de 1986. A pesar de esto, como afirmó la presidenta de SOS Bebés Robados, Chary Herrera, «tenemos casos hasta de 1938, del antiguo hospital de Mora», aunque no se ha llegado a pedir el desentierro.
Con este pequeño primer paso, se abre un proceso que se puede alargar bastante en el tiempo hasta que se finalicen todas las exhumaciones. Contó Herrera que «con la petición de clausura del cementerio y el fin del plazo de solicitudes, el Ayuntamiento ya puede realizar los desenterramientos de oficio, por lo que todo el proceso es legal».
A partir de ahora, SOS Bebés Robados está a la espera, según Herrera, de que «el Ayuntamiento nos diga todos los pasos a seguir hasta que se lleven a cabo las exhumaciones».
Según las estimaciones de la asociación, todo este proceso se puede alargar entre cuatro y cinco años, ya que los primeros desenterramientos serán de tres casos que llegan por vía judicial. Además, cada exhumación se puede alargar unos dos meses, por lo que precisan de más arqueólogos y antropólogos forenses para agilizar los trámites.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada