martes, 5 de noviembre de 2013

DECLARA LA GINECÓLOGA IMPLICADA EN UNO DE LOS SUPUESTOS CASOS DE BEBÉS ROBADOS

Se trata del caso denunciado por la puertorrealeña Toñi Alcina

El martes 5 de noviembre declara como imputada en los juzgados de Cádiz una ginecóloga implicada en uno de los supuestos casos de bebés robados, según informa la asociación S.O.S. Bebés robados Cádiz. Está prevista una concentración de apoyo a la familia que denunció la historia que se remonta a 1983. Dicha concentración comenzará a partir de las 09:00 horas y durará hasta las 10:15 horas, momento en el que está prevista la declaración.
El cinco de noviembre declara ante la justicia en Cádiz una ginecóloga como única imputada por el caso de la puertorrealeña Toñi Alcina. Ella busca a un hermano porque creen tener indicios que no falleció y pudo ser supuestamente robado al nacer. Este caso ocurrió en el año 1983 en el desaparecido hospital de Zamacola. “La mayoría de los casos han ocurrido en este hospital” cuentan y Chari Herrera Presidenta de SOS Bebés robados Cádiz y Toñi Alcina que es delegada en Puerto Real de la misma asociación.
“Como hay tantas contradicciones, todo lo que rodea a este caso me parece muy fuerte. Sólo me queda esperar a ver que dice el Juez” nos cuenta Toñi. Según su versión, los papeles redactados el día de la supuesta defunción del bebé se contradicen, "por un lado un facultativo achaca la muerte a un caso de acondroplasia cuando sabemos que por acondroplasia no fallece nadie” apostilla Toñi.
La acondroplasia, es una causa común de enanismo, se relaciona en el 75 % de los casos con mutaciones genéticas. “Por otro lado nos dijeron que murió de una parada cardiorespiratoria. No concuerdan. Un médico dijo una cosa y otro dijo otra” aclara.
“Durante todo el embarazo dijeron a mis padres que era una niña, mi madre se llevó los pendientes al hospital. La sorpresa llegó al nacer, le dijeron a mi padre que era un varón. En el 83 le hicieron ecografías durante el embarazo y dijeron que era niña”. Este "error" ya alertó a padre de Toñi. Durante tres horas no supieron nada del recién nacido hasta finalmente le comunicaron que el bebé había fallecido.
«MI PADRE INSISTIÓ MUCHÍSIMO EN VERLO, PERO NO SE LO ENSEÑARON NUNCA »
“Durmieron a mi madre porque le dijeron que el niño venía transversal –popularmente se dice que el niño viene atravesado- y tenían que hacerle cesárea. Sin embargo la cesárea de mi madre, tenemos la prueba ahí y ella tiene la cicatriz, es longitudinal ¿Cómo puede ser longitudinal? ¿Han retorcido al niño para sacarlo? Fueron nuestras primeras dudas. La cicatriz no coincide” cuestiona Toñi Alcina.
JPEG - 127.6 KB
Toñi Alcina. Delegada en Puerto Real de SOSO Bebés robados Cádiz
Esta familia, ávida de respuestas, intentaba atar cabos ¿niño o niña? ¿muerte por acondroplasia o por parada cardiorespiratoria? ¿nacimiento por cesárea trasversal o longitudinal? Y cuando el padre, tras conocer la noticia insistió “muchísimo en verlo, siempre se lo negaron. No lo vio nunca. Para conformarlo le enseñaron una radiografía de un bebé que sufría de enanismo. Pero en esa radiografía que vio mi padre el bebé aparecía encajado y no transversal, estaba para parto natural” explica Toñi haciendo un claro esfuerzo para rememorar y volver a contar este desagradable episodio de su vida y de su historia familiar.
El juzgado número 4 de la capital gaditana ha decidido que existen indicios y ha imputado a una ginecóloga en el caso de Toñi Alcina que declara el 5 de noviembre de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada