lunes, 19 de enero de 2015

Busco a mi hijo, busco a mi hermano

Una mujer tuvo gemelos en Cádiz en 1965, le dijeron que uno había muerto pero ella sostiene que se lo quitaron y que está vivo Dos pistas conducen a la zona de Algeciras
T.R. CÁDIZ | ACTUALIZADO 18.01.2015 - 05:01
zoom
Antonio Bustelo, hijo de Rosario Acevedo, en una imagen reciente.
El otro día vi a tu hijo en la feria de Algeciras, le dijo una amiga el pasado verano a Rosario. Lo saludé, lo llamé: Antonio... Pero no se paró, no me echó cuenta. No sé, fue muy raro.

A Rosario le dio un vuelco el corazón. En Algeciras, precisamente en Algeciras, pensó mientras su mente viajaba al recuerdo preciso de otro encuentro y, al tiempo, acudían a su boca las palabras que desmentían a su amiga. Todo a la vez.

No era mi hijo Antonio, le explicó Rosario a su amiga. Antonio está trabajando en Francia, vive allí desde hace dos años, y no está por aquí ni mucho menos ha estado en la feria de Algeciras. Tú has visto al hermano de Antonio, a su hermano gemelo, al que me dijeron que murió a los pocos días de nacer.

El 27 de marzo de 1965, Rosario Acevedo, vecina de la capital gaditana, dio a luz en Cádiz, en la entonces Residencia Zamacola y hoy Hospital Universitario Puerta del Mar, a dos gemelos. Han pasado casi 50 años y sigue pensando lo mismo que entonces: que le robaron a uno de los niños, que ese niño fue entregado o vendido a una familia con la que se crió y que ese hombre que está a punto de entrar en la cincuentena, ese hermano gemelo de su hijo Antonio, ese hijo suyo del que nunca se ha olvidado, anda por ahí sin saber que su madre biológica lo está buscando.

Precisamente en Algeciras, pensó Rosario cuando su amiga le relató el encuentro en la feria, porque en ese momento recordó lo que muchos años atrás le contó su propio hijo Antonio. Recordó que eran días de Carnaval y que Antonio llegó a casa y le comentó que le había sucedido algo extraño. Se ha acercado a mí un joven en la calle, le dijo su hijo Antonio, y me ha saludado efusivamente pero me llamaba por otro nombre y yo no lo conocía de nada, nunca lo había visto. Pero al reaccionar yo así, ese joven me ha dicho que él era de Algeciras y que cómo no lo iba yo a conocer si habíamos estudiado juntos. Se puso tan pesado que tuve que enseñarle mi carné de identidad para que se convenciese de que no me llamó como él decía, que yo me llamo Antonio.

En junio de 2010, Rosario Acevedo relató en este periódico cómo y por qué estaba convencida de que le robaron a uno de los dos gemelos que tuvo en Zamacola. "En mi corazón sé que está vivo", le dijo Rosario a la periodista que la entrevistó entonces. Sigue diciendo lo mismo. Lo que ocurrió el pasado verano en la feria de Algeciras la reafirma en ese convencimiento.

Desde Chiclana, donde reside desde hace unos años, vuelve a rememorar lo que le sucedió en 1965, su versión. Ella tenía entonces 18 años. Tras dar a luz a unos gemelos (a Antonio, que pesó 1,7 kilos, y a José, de 2,7 kilos) ya le pareció raro que sólo le llevaban a uno a que le diese el pecho. Le decían que al otro ya lo alimentaban con biberón, con leche que le sacaban a ella. Todo empezó así a ser inquietante. Pasaban los días y Rosario se preguntaba por qué continuaba ella en el hospital; otras mujeres se iban enseguida con sus bebés.

Ocho días después le anunciaron que ya podía irse a casa pero con Antonio, con el gemelo que había nacido con menos peso. ¿Y el otro? ¿Y José, el de 2,7 kilos? Una enfermera le explicó que al otro niño aún tenía que examinarlo el médico antes de llevárselo, que volviese al día siguiente a por él. Rosario respondió entonces que ella no se iba del hospital sin ver a su otro hijo. Trataron de convencerla, pero ella se quedó allí, firme en su decisión. Entonces una enfermera, displicente y de malas maneras, abrió la puerta de un cuarto (un vestuario de enfermería, por lo que recuerda que alcanzó a ver), sacó de allí al niño, se lo enseñó a Rosario y le repitió la historia de que había que llevarlo al médico. Pero si se le ve bien sano,¿para qué tiene que verlo el médico?, opuso Rosario. Está muy sano, admitió la enfermera, no se preocupe. Se trata únicamente de que el médico le dé el visto bueno antes de que salga. Mañana mismo viene usted y se lo lleva.

No lo vio más. Cuando Rosario llegó a su casa, su marido le dijo que había recibido una llamada telefónica desde Zamacola. Me han dicho que nuestro otro hijo ha muerto. Pero cómo va a ser eso, le respondió incrédula Rosario. Si lo acabo de ver y estaba perfectamente. El marido de Rosario acudió luego a la residencia y allí le mostraron un bebé muerto y le dijeron que ellos se hacían cargo de enterrarlo y de los trámites oportunos.

Rosario no creyó en ningún momento que fuese verdad que su hijo había muerto. Acudió a la Policía a denunciar lo ocurrido, a contar cómo la habían engañado y lo sospechoso que era todo lo que le había sucedido. Pero los policías se reían de ella, la tomaban por loca, y hasta le llegaron a decir que si no se iba de allí la iban a encerrar. No le hicieron ni caso. Y puede que le suene raro a alguien ese comportamiento (gracias al triunfo de la desmemoria y a tantos años de ausencia de un relato sobre cómo fueron las cosas realmente durante toda la dictadura franquista) pero en 1965 no había derechos y la Policía despachaba con prepotencia y malos modos a cualquiera que no fuese alguien.

Rosario también se pasó por Zamacola a pedir explicaciones. Y siempre encontró las mismas. El niño se murió, le dijeron. Es que tú no lo aceptas. No consiguió nada hasta muchos años después, cuando pudo empezar a recopilar documentación que, lejos de ahuyentar su convencimiento de que le habían robado a su hijo, le ayudó a reafirmarse en que su historia era real, que no lo había soñado, que no se había confundido. Halló así fechas que no cuadran, registros con datos que no coinciden con otros. Finalmente, halló trabas a su intento de comprobar en el cementerio si allí están los restos de su hijo o bien, por el contrario, otro indicio de que le fue robado.

Hace unos años, Rosario acudió a la Fiscalía de Cádiz a relatar su caso. Pero ahora explica que no sabe nada, que desconoce en qué quedó aquello, que nadie le ha comunicado qué pasos se han dado ni hacia dónde han conducido.

El encuentro del pasado verano de su amiga en la feria de Algeciras le ha traído de nuevo la esperanza. Su hijo Antonio tiene colgado un vídeo en Youtube. Ante la cámara, él mismo explica que está buscando a su hermano gemelo (videollamamiento Antonio Bustelo). Y Rosario confía ahora en que alguien vea el vídeo o la foto de Antonio en este reportaje y reconozca al otro, al gemelo. A ese hombre que ella espera poder abrazar un día porque está convencida de que su bebé no murió en 1965 en Cádiz, en la Residencia Zamacola.
PINCHA AQUI PARA VER EL VIDEOLLAMAMIENTO DE ANTONIO BUSCANDO A SU HERMANO GEMELO: https://www.youtube.com/watch?v=eWIcuc-qC1E
PINCHA AQUI PARA VER EL PRIMER ARTICULO DE PRENSA DE ROSARIO ACEVEDO BUCANDO A SU HIJO EN JUNIO DEL 2010 "EN MI CORAZON SE QUE ESTA VIVO" http://www.diariodecadiz.es/article/provincia/715080/mi/corazon/se/esta/vivo.html


lunes, 29 de diciembre de 2014

Los padres de dos supuestos bebés robados recurren a Estrasburgo una decisión del TC

http://www.rtve.es/noticias/20141229/padres-dos-supuestos-bebes-robados-recurren-estrasburgo-decision-del-tc/1075781.shtml

  • El TC no admitió a trámite el recurso de amparo del matrimonio
  • Varios tribunales habían rechazado investigar por prescripción
  • Los mellizos nacieron en Jerez de la Frontera en 1972
RTVE.es / AGENCIAS 29.12.2014 - 11:05h
Un matrimonio de Jerez de la Frontera (Cádiz) va a recurrir ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en Estrasburgo la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de no admitir el recurso de amparo que presentaron después de que los tribunales españoles hayan rechazado investigar por prescripción el presunto robo de sus hijos mellizos, que nacieron en el hospital Primo de Rivera de Jerez en 1972.
El matrimonio considera que ha sido "vulnerado" su derecho a la tutela judicial efectiva, "recogido en el artículo 6 y 13 del Convenio Europeo para la protección los de Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales".
Los padres, Luisa y Paco, presentaron su primera denuncia en 2011 en un juzgado jerezano que la archivó por prescripción. El mismo camino siguió la apelación que presentaron en la Audiencia provincial de Cádiz y finalmente el Constitucional ni siquiera la ha admitido a trámite porque considera que no se vulnera ningún derecho constitucional al archivarse la causa.
Según explica la Asociación SOS Bebés Robados de Cádiz, el de Luisa y Paco es uno de los casos "más documentados" que poseen y pese a "las contradicciones que aparecen en los documentos" y a que "diferentes profesionales fueron imputados", no se ha llevado a cabo investigación alguna de lo que sucedió con sus hijos.

Contradicciones sobre las causas de la muerte

La madre dio a luz a gemelos, niño y niña, en febrero de 1972 en el hospital Antiguo Primo de Rivera de Jerez. "Los niños sólo son enseñados a los padres el día que nacieron a lo lejos y a través de un cristal sin poder ver sus caras, y nunca más se los enseñaron pese a la insistencia de ambos", explica la asociación, que detalla que "la niña falleció supuestamente a los ocho días y el niño a los 13".
Las causas de las muerte de cada uno "se contradicen en varios documentos relativos a la defunción, ya que en uno pone neumonía, en otro colitis y en otro prematuridad" y, además, "hay un documento que demuestra que al niño se le dieron medicamentos después de estar fallecido".
"También se deja constancia de que se le dio el pecho cuando la madre fue medicada para cortarle la leche y le vendaron los pechos desde el primer momento", expone SOS Bebés Robados Cádiz, que reseña que "las fechas de exhumación de los restos al osario también son diferentes según varios documentos del cementerio". "Y en el certificado de defunción aparece un intento de imitación de la firma del padre de las criaturas", asevera.

No se investigó lo que sucedió con los niños

Lamenta SOS Bebés Robados Cádiz que "pese a las contracciones en la documentación y a que diferentes profesionales fueron imputados", no se haya llevado a cabo "investigación alguna de lo que sucedió con estos niños".
Por ello, los abogados de la Asociación, Luis Montero y Alberto Prián, han interpuesto una denuncia contra el Estado español y, concretamente, contra resolución de inadmisión de recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, "por considerar que ha sido vulnerado su Derecho a la Tutela Judicial efectiva recogido en el artículo 6 y 13 del Convenio Europeo para la protección los de Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales".
Por último, destacan que éste es "el caso que más lejos ha llegado" de los de la Asociación SOS Bebés Robados Cádiz, y que se trata de "el único que podría abrir una puerta que, hoy por hoy, está cerrada en España para que se investiguen los casos de bebés robados".



viernes, 26 de diciembre de 2014

SOS Bebés Robados pide "un acto de buena fe" al Ayuntamiento, del que "desconfía" tras "un informe municipal"

SOS Bebés Robados pide "un acto de buena fe" al Ayuntamiento, del que "desconfía" tras "un informe municipal"

CÁDIZ, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -    La presidenta de la Asociación SOS Bebés Robados Cádiz, Rosario Herrera, desvela que la "desconfianza" de la asociación en el Ayuntamiento de Cádiz en referencia a las exhumaciones de restos del cementerio de San José de la capital "tiene su origen en un informe del arqueólogo municipal realizado a instancias de una juez en agosto de 2014 en el que dice que es inviable localizar los restos en el cementerio".   

 Así, SOS Bebés Robados exige ahora que el Ayuntamiento de Cádiz permita abrir dos hoyos del cementerio de San José de Cádiz "como acto de buena fe y para comprobar si es cierto lo que expone el arqueólogo municipal".    

Según ha explicado Herrera a Europa Press, la reunión que han mantenido representantes de la asociación con representantes municipales "ha sido convocada por el Ayuntamiento después de que SOS Bebés Robados Cádiz le presentara 46 reclamaciones por no responder a las solicitudes de  exhumación de restos".    

El Consistorio ha pedido "explicaciones de por qué se habían interpuesto esas reclamaciones" en la reunión, tal y como señala Herrera, que defiende que las exhumaciones "pueden llevarse a cabo antes de que se clausure el cementerio, al contrario de lo que defiende el Ayuntamiento".

"Dependiendo de lo que conteste el Ayuntamiento a las reclamaciones", SOS Bebés Robados decidirá si opta por iniciar la vía judicial para lograr la exhumación de restos solicitada al Consistorio. "Vamos a ir por las malas si no se arregla algo ahora", asevera Herrera.

"DESBLOQUEAR LA SITUACIÓN"    

Asimismo, la presidenta de SOS Bebés Robados Cádiz recalca que la "única intención" de la asociación es "desbloquear la situación". Al hilo, apunta que "si el Ayuntamiento quiere seguir perjudicando que se exhumen restos, se va a encontrar con más de 40 denuncias".

Tras el referido informe del arqueólogo municipal de agosto, "la jueza de un caso determinado lo archivó", por lo que la presidenta de SOS Bebés Robados Cádiz concluye que si el Ayuntamiento "está entorpeciendo los casos judiciales, hará lo propio con los extrajudiciales, que son la mayoría".

Reseña que el Ayuntamiento "va a intentar arreglar ahora el estropicio que hicieron presentando ese informe desfavorable a la exhumación de restos", y que se trata de un informe que "habla para todos los casos, porque habla de todos los hoyos señalando que es inviable localizar restos en ellos".

Pese a que los arqueólogos que colaboran con SOS Bebés Robados Cádiz estiman que "debe ser muy fácil diferenciar los restos de los bebés, porque están en cajas", la asociación pide "un acto de buena fe por parte del Ayuntamiento, como sería abrir dos hoyos y ver si es inviable localizar los restos, como expone el arqueólogo municipal".

Herrera detalla que aunque este viernes "ha sido imposible" que el Consistorio considerara ese extremo, en las próximas reuniones SOS Bebés Robados Cádiz insistirá en él antes de acudir a la vía judicial.    

Por último, recuerda que la Junta de Andalucía ha "dejado claro" que "mientras que todos y cada uno de los solicitantes no firmen que están de acuerdo con la clausura, no se va a clausurar el cementerio", al tiempo que afirma que varios solicitantes de exhumaciones ya han anunciado que no firmarán su conformidad con la clausura del camposanto.

CONCENTRACION DURANTE LA REUNION MANTENIDA CON EL AYUNTAMIENTO












































sábado, 1 de noviembre de 2014

CARTA DE UNA MADRE, UNA VICTIMA.

Hemos recibido contestación del recurso de amparo que presentamos en el Tribunal Constitucional; no nos lo han admitido a trámite.
Están archivando y cerrando los casos porque tienen miedo a que puedan salir muchas personas muy importantes que están involucradas en esta trama. Por lo visto, estos señores no están por la labor de ayudarnos. No creo en la justicia. ¿Cómo puede ser que nos robaron a nuestros hijos, niño y niña, un veinticuatro de Febrero de 1972 en un hospital, en concreto el de Jerez de la Frontera, antiguo Primo de Rivera, siendo un estamento del gobierno y nos den la espalda? Pues a mí no me robaron mis hijos en una esquina, sino en un hospital entre monjas, curas, médicos, matronas, enfermeras, trabajadores de funeraria, notarios y abogados.  Como vemos, no es una sola persona sino una mafia que trabajaba llevándose a los niños de un hospital a otro; puesto que de Cádiz han ido a parar a Madrid, Barcelona, Murcia, Valencia, Alicante, Canarias y fuera de España y, al contrario, de allí para acá.
Pido al Estado español haga un banco de ADN gratuito puesto que así podrían todas las madres, que no pueden costeárselo, acceder a él y los niños adoptados puedan hacerse las pruebas. Un banco de ADN no cuesta tanto en comparación con tantas y tantas infraestructuras que están sin terminar en nuestro país y el continuo robo de tantos cargos políticos. El banco de ADN sería una minucia en consonancia a lo expuesto.
Me extraña mucho que, habiendo tantas madres e hijos con las pruebas de ADN hechas, éstas no coincidan. El motivo de tantos archivos no lo veo claro, pues dicen que es difícil juzgar a los culpables porque faltan pruebas, certificados y que muchos médicos están muertos. Señores jueces, todos los médicos que estuvieron en mi parto y con mis hijos, están vivos. Han estado imputados  y los han dejado marchar como si no hubiese ocurrido nada. No sabéis el daño físico y moral que nos estáis provocando por no sacar este problema hacia adelante. Si esto le hubiese pasado a alguna de sus señorías o a alguien del gobierno se buscaría rápida solución porque hay ciudadanos de primera, de segunda y de tercera categoría, y nosotros hemos pasado a ser de tercera.
Cuando escuché al rey Juan Carlos en su día decir que todos los ciudadanos somos iguales ante la ley, yo dije: Eso no va con nosotros porque este problema tan grande, el cuál le está haciendo mella a España, no quiere nadie del gobierno hablar de él. ¿Qué es lo que hay detrás? ¿Qué es lo que tienen que ocultar? Aquí hay una mano poderosa que lo está parando todo.
Quiero que sepan ustedes que un hijo es lo más grande en la vida y, por ello, lucharemos hasta la muerte. No nos rendiremos. Pido a todas las madres que no dejen de luchar hasta el final, que tarde o temprano encontraremos a nuestros hijos y lo vamos a hacer por nuestros propios medios ya que no se ve que ningún juez esté por la labor de sacar esto a la luz y, si lo hiciese alguno, lo quitarían de en medio como hicieron con el Juez Garzón.
Besos para miles de madres que están en la misma situación que nosotros y todo mi apoyo.
<<Deseo que en el primer sueño de la noche le despierte el llanto de un recién nacido, todos los días que le queden de vida, a aquellos que hicieron esta atrocidad con tantas madres.>>

Luisa Fernanda Terrazas Fernández

SOS Bebés Robados Cádiz lamenta que el Constitucional no admita a trámite un recurso de amparo sobre el archivo de un caso

La asociación SOS Bebés Robados Cádiz lamenta que el Tribunal Constitucional (TC) no haya admitido a trámite un recurso de amparo presentado a finales de enero de 2014 por la asociación ante la decisión de la Audiencia Provincial de Cádiz de archivar un caso de supuesto bebé robado nacido en 1972 siguiendo el criterio unificado de no investigar casos con más de 33 años de antigüedad, al entender que éstos habrían prescrito.
   En una nota de prensa, SOS Bebés Robados Cádiz explica que quiso "recurrir la prescripción", porque además del de 1972 había "más de un centenar de casos" archivados. La asociación considera "que el menor desaparecido no conoce que un día lo robaron, y por tanto el delito no puede empezar a contar desde la mayoría de edad como así mantiene la Audiencia Provincial de Cádiz, sino que empezaría a contar desde que éste conoce el delito".
   La asociación recalca que éste caso de 1972 "era especial para poder reclamar ante un órgano superior, como es el TC, que el delito de detención ilegal en los casos de los bebes robados no ha prescrito".
   La decisión de no admitir a trámite el recurso de amparo ha sido "una sorpresa" tanto para la principal afectada "como para el resto de casos archivados, que esperaban esperanzados la respuesta, ya que si el TC hubiera resuelto a favor se habrían desbloqueado sus casos anulando la prescripción".

martes, 21 de octubre de 2014

El Constitucional rechaza tramitar el recurso de un caso de 'bebés robados'

El matrimonio, que fue el primero en acudir a esta instancia en la provincia, agota todas las posibilidades legales Dice que "buscaremos a nuestros hijos con nuestros propios medios"
GLORIA MORENO JEREZ | ACTUALIZADO 19.10.2014 - 01:00
zoom
Luisa Fernanda Terrazas y Francisco Tocón, esta semana en una calle del centro.
El Tribunal Constitucional ha rechazado tramitar el recurso de amparo presentado en enero por el matrimonio formado por Luisa Fernanda Terrazas y Francisco Tocón, que desde hace varios años vienen denunciando el supuesto robo de sus hijos recién nacidos, un niño y una niña, en el hospital de Jerez en febrero de 1972, dentro de la conocida como trama de los 'bebés robados'. El recurso de Terrazas, vicepresidenta además y delegada en Jerez de la asociación 'SOS Bebés Robados', fue el primero en la provincia que se presentó tras archivar su caso la Audiencia provincial. Ahora la decisión del Constitucional ha supuesto un jarro de agua fría para el matrimonio, al que se le cierran ya todas las posibilidades legales. A expensas únicamente de los resultados de la queja que presentaron en la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo y que sí fue admitida a trámite, Terrazas afirma que "vamos a encontrar a nuestros hijos con nuestros propios medios ya que no se ve que ningún juez esté por la labor de sacar esto a la luz y si lo hiciese alguno, lo quitarían de en medio como hicieron con el juez Garzón. Un hijo es lo más grande en la vida y por ello, lucharemos hasta la muerte, no nos rendiremos. Pido a todas las madres que no dejen de luchar hasta el final, que tarde o temprano encontraremos a nuestros hijos". 

La vicepresidenta de 'SOS Bebés Robados' está convencida de que se están archivando y cerrando los casos "porque tienen miedo a que puedan salir muchas personas muy importantes que están involucradas en esta trama. Por lo visto, estos señores no están por la labor de ayudarnos. No creo en la justicia". Se pregunta "cómo puede ser que nos robaran a nuestros hijos, niño y niña, un 24 de febrero de 1972 en un hospital, en concreto el de Jerez, antiguo Primo de Rivera, siendo un estamento del Gobierno y nos den la espalda. A mi no me robaron mis hijos en una esquina, sino en un hospital entre monjas, curas, médicos, matronas, enfermeras, trabajadores de funeraria, notarios y abogados. No es una sola persona sino una mafia que trabajaba llevándose a los niños de un hospital a otro, puesto que de Cádiz han ido a parar a Madrid, Barcelona, Murcia, Valencia, Alicante, Canarias y fuera de España, y al contrario, de allí para acá". 

Hay que decir que la decisión que ha adoptado el Tribunal Constitucional en este caso es la misma que en otro recurso presentado por la presidenta de SOS Bebés Robados de Huelva, al considerar que no se justifica su especial trascendencia constitucional. 

Terrazas, que junto a su marido emprendió una labor titánica para recopilar toda la documentación acerca de sus hijos mellizos, que oficialmente fallecieron a los pocos días de nacer, insiste en que "hay una mano poderosa que lo está parando todo. ¿Qué es lo que hay detrás, qué es lo que tienen que ocultar? Cuando escuché al rey Juan Carlos decir en su día que todos los ciudadanos somos iguales ante la ley, pensé: Eso no va con nosotros porque este problema es muy grande, está haciendo mella a España y nadie del Gobierno quiere hablar de él". Además de mostrar su respaldo a todas las madres en su situación, dolida, asegura que su deseo es que "a los que hicieron esta atrocidad con tantas madres en el primer sueño de la noche les despierte el llanto de un recién nacido todos los días que les queden de vida".

sábado, 27 de septiembre de 2014

SOS Bebés Robados dice que la propuesta de Ayuntamiento para exhumaciones "es inviable" y aboga por otra solución

CÁDIZ, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -  
   La presidenta de la asociación SOS Bebés Robados Cádiz, Rosario Herrera, apuesta por buscar "otra solución" para que se lleven a cabo en el cementerio de San José, en Cádiz, las poco más de 50 exhumaciones solicitadas por la asociación a fin de localizar restos de supuestos bebés robados, toda vez que asegura que la propuesta del acuerdo para ello del Ayuntamiento de Cádiz es "inviable".
   En declaraciones a Europa Press, Herrera explica que en el mes de julio se produjo una reunión en la que estuvieron presentes técnicos del Ayuntamiento de Cádiz y de la Junta de Andalucía y representantes de los colectivos que han solicitado exhumar restos del cementerio gaditano.

   "Mientras que la Junta de Andalucía decía que ya se podían llevar a cabo las exhumaciones, el Ayuntamiento de Cádiz sostenía que no podía hacerlo por ciertos temas legales referentes a los restos que estaban enterrados en los mismos hoyos donde han de buscarse los restos que las asociaciones han solicitado exhumar", manifiesta.
   La presidenta de SOS Bebés Robados Cádiz recalca que "la Junta dice que existen mecanismos legales para exhumar ya los restos". No obstante, expone que "la Junta puso como requisito para clausurar el camposanto que todas partes le entregaran un documento en el que se recogiera el compromiso del Ayuntamiento de Cádiz, por una parte, y la aceptación de todos los solicitantes de las asociaciones implicadas de que las exhumaciones serán acometerán después de la clausura".

   Señala que la asociación está manteniendo reuniones con diversos expertos para estudiar qué estrategia" desarrolla ahora, y qué pasos va a dar SOS Bebés Robados Cádiz "para desbloquear la situación", porque tiene "claro" que "no se va a firmar la propuesta del Ayuntamiento de Cádiz". Herrera desvela que los solicitantes de las exhumaciones están "desesperados".   Claro que Herrera destaca que SOS Bebés Robados "no quiere" firmar que acepta que se realicen las exhumaciones tras la clausura, y propone "buscar otros mecanismos legales" para acometer las exhumaciones.
   Justifica la negativa de la asociación a firmar el acuerdo propuesto por el Consistorio gaditano en que "muchas asociaciones y colectivos se han fiado de este tipo de acuerdos y después éstos no han satisfecho sus solicitudes", y reconoce que en los solicitantes de las exhumaciones que pertenecen a SOS Bebés Robados Cádiz existe "el temor de perder derechos" si se firma el acuerdo, pues "una cosa es lo que se diga y otra lo que se haga después".
   "En la fase en que estamos no nos podemos fiar, porque desde 2012 llevamos esperando y todo lo han hecho muy oscuro por parte del Ayuntamiento de Cádiz; lo pusieron muy bonito, pero nos han ido dando mazazos estos dos años", apostilla.
   Herrera dice que las exhumaciones "quizás sean mucho trabajo y muy minucioso" para el Consistorio gaditano, detallando que de las 67 solicitudes de exhumación serán poco más de medio centenar las que "decidirán continuar" un proceso que ocuparía "dos o tres años si trabaja un sólo arqueólogo, según el cálculo que se hizo en su día".
   "Nos lo han puesto todo muy complicado", lamenta la presidenta de SOS Bebés Robados Cádiz, que aboga por "una nueva solución intermedia" y de consenso entre todas las partes implicadas, recalcando que los solicitantes "llevan muchos años luchando por las exhumaciones y no van a desistir". Por último, afirma que "que pase el tiempo va en nuestra contra, porque cada vez quedan menos madres de supuestos bebés robados y menos médicos implicados en los casos".

martes, 12 de agosto de 2014

¿Hasta cuando tendremos que esperar para exhumar?

Después de varias reuniones con el Ayuntamiento de Cádiz y con la Delegación de Salud, estamos en el mismo punto, parece que este año tampoco se va a hacer ninguna exhumación en el Cementerio San José de Cádiz.
Algo más de 60 familias esperan poder sacar los restos de sus hijos supuestamente fallecidos, pero hasta el momento el Ayuntamiento de Cádiz no quiere hacer las exhumaciones.
Ha hecho exhumaciones en el pasado, de memoria histórica, de bebés robados, en fosas comunes y en sepulturas, pero ahora parece que ya no quiere, alegando que no tiene los permisos de las familias que enterraron, .... ¿los tenían antes? me parece a mi que tampoco ... pero sin embargo si exhumaron.
Llegar a algún acuerdo con ellos podría ser una solución pero ¿a qué precio? ¿nos harían las exhumaciones si firmamos todos que esperamos la clausura? 
Seguramente haya otra forma de llegar a un acuerdo sin esperar a la clausura, porque nuestros derechos no los vamos a perder y en el punto que estamos ahora están obligados a hacernos las exhumaciones, después de la clausura no lo tengo tan claro....


martes, 5 de agosto de 2014

Desestiman un caso de bebé robado por costoso

Ya que la exhumación sería una tarea "ardua" tanto económica como materialmente. 

La Asociación SOS Bebés Robados opina que "no hay voluntad en Cádiz para aclarar los casos"

La Audiencia Provincial desestima un recurso sin hacer la exhumación de un caso de bebé robado en Cádiz

http://www.costacadizcomunicacion.com/2014/08/la-audiencia-provincial-desestima-un.html

Escrito por Redacción Costa Cádiz ~ El martes, 5 de agosto de 2014 ~ 0 Comentarios
El pasado viernes llegó la resolución que la Audiencia Provincial de Cádiz había tomado por segunda vez sobre el caso de Juani, una madre que dio a luz en julio de 1982 en el Hospital Puerta del Mar.


Juani ingresó de parto el 16 de julio de 1982, el corazón de su bebé latía a 140 latidos por minuto, durante un dia y medio estuvieron controlándola y diciéndole que todo iba bien. Finalmente el 18 de julio su niño nació espontáneamente y sin enseñárselo, un ginecólogo se lo llevo corriendo del paritorio, el mismo que minutos antes le había preguntado si estaba casada y si el niño era deseado. Al poco tiempo le comunicaron que su niño había nacido muerto y que no podía verlo, tampoco su familia consiguió verlo porque según les dijeron estaba deforme y no podía ser.

La funeraria avisada por el hospital se encargó de enterrarlo y a Juani le dieron de alta sin documentación alguna.

En enero de 2011 decidió poner denuncia en el juzgado de guardia y ésta al poco tiempo se archivó porque el juez consideró que había prescrito a los diez años. Sin embargo la Audiencia Provincial lo reabrió ya que el tiempo no eran diez sino quince años a contar desde la mayoría de edad del niño.

Al poco tiempo de esta reapertura del caso, el mismo juez lo volvió a archivar porque el ginecólogo había fallecido, a lo que Juani decía que no era ese el ginecólogo, sino otro que aún estaba vivo.

Como era cierto lo que Juani decía, y apoyada por esta asociación, se interpuso recurso para demostrarlo. El caso se volvió a reabrir y citaron a declarar tanto al ginecólogo como a una matrona.

En las declaraciones de ambos, no llegaban a un acuerdo sobre si el niño estaba muerto o no antes del parto ni si la causa de muerte era posible, a lo que el juez ordenó hacer la exhumación el 21/5/12.

Curiosamente a los pocos dias les avisaron que no se podía hacer la exhumación y pidieron que un forense dijera si era viable o no.

El forense determinó que los restos no estaban individualizados y que sería una labor ardua, tanto económicamente como materialmente, a lo que el juez le volvió a archivar el caso. Finalmente la audiencia provincial de Cádiz se apoya en este informe para desestimar el recurso que se presentó.

Juani, después de tantas idas y venidas y con la fecha de exhumación concedida se queda igual que hace 32 años, con las manos vacías.

Esta asociación sabe que los restos si están individualizados, que en la sepultura donde está el niño de Juani los restos no están mezclados, sólo están desordenados como en el resto de sepulturas del Cementerio San José y que los huesos de los bebés están íntegros como se pudieron comprobar en las exhumaciones practicadas en 2012 en el mismo cementerio.

No hay voluntad en Cádiz para aclarar los casos de los bebés robados, pues los restos sacados de esas exhumaciones no se han mandado a analizar ADN siquiera y tras Juani se seguirán archivando uno tras otro…
Seguir @CostaCadiz_


lunes, 4 de agosto de 2014

Desestiman una petición de exhumación por un supuesto caso de bebé robado

CÁDIZ, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -
   La Audiencia Provincial de Cádiz ha desestimado la petición de Juana Lozada, una madre que dio a luz en julio de 1982 en el hospital gaditano de Puerta del Mar y a la que comunicaron poco después que su hijo había fallecido, para llevar a cabo la exhumación del cuerpo ante la sospecha de que podía tratarse de un caso de bebé robado.
   En un auto consultado por Europa Press, la Audiencia da por buena la denegación de esta petición de prueba anteriormente acordada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Cádiz, que la Sección Tercera estima "proporcionada y ajustada a derecho", al estar "ante un supuesto en el que tan solo existe una simple sospecha de la madre".
   La exhumación, prosigue la Audiencia, "no resulta en el momento actual viable, en primer lugar por la ruptura de la cadena de custodia --al no ser posible individualizar los restos de un feto de los otros, en una sepultura en la que hay al menos 32 enterramientos--".
   En este caso, además, "la labor de individualización por la extracción del material genético sobre el que efectuar una extracción de ADN sería ardua y costosa, al tener que efectuar una comparación con cada uno de los restos que se encontraran, y todo ello con la complicación añadida de que al no existir dientes ni huesos largos la extracción de ADN podría resultar imposible".

"32 AÑOS DESPUÉS, CON LAS MANOS VACÍAS"
 

 La Plataforma SOS Bebés Robados Cádiz, por su parte, recuerda en una nota que el caso fue reabierto en su momento, en primer lugar por discrepancias con las fechas de prescripción y en segundo lugar por ser otro ginecólogo que el que se daba por fallecido el que estaba implicado.
   "En las declaraciones de ambos no llegaban a un acuerdo sobre si el niño estaba muerto o no antes del parto ni si la causa de muerte era posible, a lo que el juez ordenó hacer la exhumación: curiosamente, a los pocos días les avisaron de que no se podía hacer la exhumación y pidieron que un forense dijera si era viable o no", incide el colectivo.
   El informe del forense determinó que los restos no estaban individualizados y que sería una labor ardua, tanto económicamente como materialmente, documento en el que se apoya la Audiencia para desestimar el recurso que se presentó.
   Sin embargo, "Juani, después de tantas idas y venidas y con la fecha de exhumación concedida, se queda igual que hace 32 años, con las manos vacías", ha remarcado SOS Bebés Robados Cádiz, que añade que "los restos sí están individualizados" y que en la sepultura donde está el niño "los restos no están mezclados, sólo están desordenados, como en el resto de sepulturas del cementerio San José, y los huesos de los bebés están íntegros, como se pudo comprobar en las exhumaciones practicadas en 2012 en el mismo cementerio".
   "No hay voluntad en Cádiz para aclarar los casos de los bebés robados, pues los restos sacados de esas exhumaciones no se han mandado a analizar; tras Juani, se seguirán archivando uno tras otro", concluyen.

“Estoy convencido de que mi hermana está viva”


“Estoy convencido de que mi hermana está viva”

“Estoy convencido de que mi hermana está viva”

La hermana de José nació muerta en el hospital Santa Isabel de Hungría de Jerez, o al menos eso dijeron los médicos. A su madre, que falleció durante el parto, le practicaron una cesárea, motivo por el que piensa que su hermana vive. Por eso y porque nunca nadie vio el cadáver de la pequeña. Más de 50 años después no pierde la esperanza de encontrarla.

José Ruiz - Bebés robados
José durante un momento de la entrevista, realizada días atrás.
José tenía seis años cuando nació su hermana. El cuarto hijo del matrimonio compuesto por Cristóbal y María del Castillo, naturales del municipio sevillano de Lebrija. Corría el año 1958 cuando María del Castillo fue trasladada al hospital Santa Isabel de Hungría de Jerez, donde está actualmente el instituto del mismo nombre. Estaba embarazada de nueve meses y a punto de dar a luz. Era un 17 de agosto. La acompañaron su suegra y su hermana durante el parto, al que no pudo acudir Cristóbal porque estaba trabajando en una viña jerezana. Poco después los médicos comunicaron a los familiares que María del Castillo había fallecido a causa de una anemia aguda, y con ella, la niña recién nacida. Todos creyeron la versión del personal médico, nadie se lo cuestionó durante años.
Pero José Ruiz empezó a atar cabos mucho tiempo después, a raíz de que empezaran a publicarse en muchos medios de comunicación los casos de supuestos bebés robados, que en la provincia superan las 350 denunciasEn 1998 falleció su padre y fue desenterrada su madre para que yacieran juntos. Aunque en aquel momento no fue consciente, hace unos pocos años recordó que no había visto nada en los pies de su madre que le indicara que ahí estaba también su hermana pequeña. No había rastro del bebé. Ni el enterrador ni un vecino suyo presente aquel día recuerdan haber visto nada.
Fue por casualidad, un día hablando con una tía suya de Madrid, cuando José decidió definitivamente recabar documentos e investigar qué pasó con su hermana. Si es que fue una hermana lo que tuvo, porque ya duda hasta de eso. A su madre se le practicó una cesárea. Y él no lo sabía. “Si una persona llega grave y le hacen la cesárea el niño sale vivo. Si nace muerto tiene que haber un registro”. Y no lo hay. Su madre, según cuenta, no consta en el registro de entrada del hospital. Aunque se da la circunstancia de que tiene dos registros de defunción.
Uno que dice que falleció en el hospital jerezano y otro que lo hizo en su casa de Lebrija. En el Registro Civil consta que recibió sepultura en el cementerio de la Merced y no aparece por ningún lado que en el ataúd fuera un bebé. El funcionario que firma el registro falleció en 2008, varios años antes de que José se pusiera a investigar. “Si llega a estar vivo voy a verlo”, apunta convencido. En el registro de la Parroquia de Nuestra Señora de la Oliva de Lebrija aparece que murió en el municipio sevillano a los 26 años. “Los dos dicen lo mismo pero los dos son erróneos, murió con 29 años, ya que nació el 17 noviembre de 1928″, comenta José. “Del feto no hay registro ninguno, ni en los Registros Civiles de Jerez, ni en los registros municipales, ni en el del hospital, ni en el del cementerio ni en el de la iglesia de Lebrija”.
José Ruiz - Bebés robados
José Ruiz, días atrás, en la urbanización donde tuvo lugar la entrevista.
“¿Adónde fue el cadáver?, ¿Estará vivo o viva?”, se pregunta José, que no pierde la esperanza de encontrar a su hermana, que en la actualidad tendría 56 años. Muy activo en foros sobre bebés robados, hace poco encontró a una mujer de Alicante con la que coincidían las fechas. Ella fue dada en adopción en septiembre de 1958, pero no quiso ir más allá y cuando José le pidió cierta documentación dejó de comunicarse con él. “Suele pasar, hay mucha gente que tiene miedo o que no le interesa remover el pasado porque ahora están muy bien”, explica. Él mismo cuenta que sabe del caso de un conocido que tiene ahora 33 años y que le costó a sus padres actuales casi un millón de pesetas. “La madre fue a una clínica de Madrid por él, se puso un cojín en la barriga para entrar y cuando salió lo hizo sin cojín y con el niño en brazos. El niño ahora tiene su carrera, está trabajando en Sevilla y no quiere saber nada”, relata.
El pasado mes de mayo el Juzgado de Instrucción nº5 de Jerez archivó su caso. El delito ha prescrito. El Código Penal establece que la detención ilegal de menores por parte de un funcionario público prescribe en 15 años desde que el menor cumple la mayoría de edad, esto es, a los 33 años. Aunque no haya sido estimado su caso, José lo tiene claro: “Con las pruebas que tengo estoy convencido de que mi hermana está viva, y más cuando en mi familia nadie vio el bebé muerto”. Se ha hecho pruebas de ADN y está dispuesto a cotejarlas con cualquier persona que fuera adoptada en los meses posteriores a agosto de 1958. Su hermana, o su hermano, puede aparecer en cualquier momento. Él así lo espera.