sábado, 27 de julio de 2013

El juez autoriza las pruebas de ADN a los restos de un presunto bebé robado

La declaración en Cádiz de tres imputados, dos médicos y el gestor de una funeraria, se suspende al constatarse que dos de ellos habían fallecido 

26.07.13 - 00:35 - 
El juez autoriza las pruebas de ADN a los restos de un presunto bebé robado
Un presunto caso de bebé robado puede estar muy cerca de solucionarse tras autorizar el juez en el día de ayer la realización de las pruebas de ADN a unos restos que fueron exhumados hace un año en el cementerio de San José de la capital gaditana.
Este permiso ha sido tramitado tras la reapertura del caso de Teresa Andreu, de Puerto Real y cuyo hermano falleció en enero de 1982 en el hospital Puerta del Mar en extrañas circunstancias. Ayer, debían haber declarado ante el juez en los juzgados de la plaza de Los Balbos los tres imputados (un ginecólogo, un pediatra y el mandatario de una funeraria). Sin embargo, a la citación solo pudo comparecer uno de los médicos, ya que las otras dos personas ya han fallecido.
Al constatarse este asunto, la declaración quedó suspendida y el juez tomó la decisión de autorizar la realización de las pruebas de ADN, de la que próximamente se conocerá la fecha. Si los resultados dicen que los restos pertenecen al hermano de Teresa, el caso quedaría cerrado, mientras que si son negativos, se volvería a retomar la declaración al médico que está imputado.
Ante las puertas de los juzgados, Teresa Andreu esperaba con impaciencia junto a sus padres que se desarrollara la declaración de los tres imputados. A su lado, unos 50 miembros de la asociación 'SOS Bebés Robados' la acompañaban y le daban apoyo en su lucha común.
Tal como contó Teresa, la familia tiene muchas dudas sobre si su hermano puede ser un presunto bebé robado por los hechos que rodearon su nacimiento y su posterior muerte. «Mi madre se puso de parto cuando estaba de ocho meses de embarazo. A las dos horas de nacer, le dijeron a mi padre que el niño había muerto. Él pidió que le dejaran ver el cadáver. Lo único que pudo ver fue un bulto envuelto. Cuando pidió verle la cara, no se la quisieron enseñar», relató.
Uno de los aspectos que más extrañó a la familia fue que no les permitieran enterrar el cadáver del bebé en su nicho en propiedad en el cementerio de Puerto Real. Además, con el cierre del camposanto de Cádiz, Teresa solicitó trasladar los restos, petición que fue denegada porque «nos dijeron que los restos de bebés no se iban a sacar, ya que los cuerpos estarían descompuestos», explicó
Las dudas de la denunciante aumentaron cuando se comenzó a recopilar toda la documentación sobre la muerte de su hermano. «Tenemos diferentes informes con hasta tres motivos diferentes del fallecimiento: por prematuridad, por incompatibilidad con la vida y por inmadurez e insuficiencia cardiaca», contó Teresa. A esto se añaden otros datos como que en un informe se diga que el nacimiento tuvo lugar a las 28 o 29 semanas de gestación o que en el historial médico de la madre, solicitado hace unos dos años, no aparezca documentación de 1982, año de la muerte del bebé.
Por todo ello, y tras la autorización del juez para la realización de las pruebas de ADN, Teresa Andreu solo quiere que, al final de este proceso, «se sepa la verdad de lo que pasó. Si mi hermano murió, queremos saber si hubo alguna negligencia. No quiero ni pensar que mi hermano siga vivo. Sería muy fuerte que pudiera encontrarlo y llegar a conocerlo».
Por su parte, la presidenta del colectivo 'SOS Bebés Robados', Rosario Herrera, explicó sobre este caso que «es uno de los pocos que ha seguido adelante en la provincia de Cádiz, ya que el 80% se han acabado archivados».
En cuanto a la lucha que mantiene este colectivo, que engloba a unos 150 socios, comentó Rosario que «estamos empezando a ver la luz tras el convenio que firmamos con el Ayuntamiento de Cádiz para poder realizar las exhumaciones. Actualmente, tenemos recogidas 43 solicitudes y esperamos llegar hasta las 50 antes de que se acabe el plazo el 21 de agosto».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada