martes, 27 de agosto de 2013

«Después de tantos años se nos ha abierto una puerta»

26.08.13 - 00:25 -


«Después de tantos años se nos ha abierto una puerta»
Chary Herrera, presidenta de la Asociación SOS Bebés Robados. :: VÍCTOR LÓPEZ

Chary Herrera lleva tres años viviendo una montaña rusa de emociones, recorriendo un camino empedrado que a menudo se hace cuesta arriba y muy pocas veces concede tregua. Desde que iniciara la búsqueda de su hermana nacida en 1975 (cuatro años antes que ella) y dada por muerta poco después, Chary Herrera no ha descansado para saber la verdad, aunque duela. «A veces pienso que lo mejor es que esté enterrada en San José para poder cerrar este capítulo de nuestras vidas», reconoce. La asociación SOS Bebés Robados que preside desde 2010 y que cuenta con 150 asociados, acaba de entregar en el Ayuntamiento más de medio centenar de solicitudes para exhumar restos de bebés que buscan desde hace décadas, una pequeña puerta que ofrece un respiro a este colectivo.
-Llevan tres años buscando respuestas, ¿las habéis encontrado?
-De momento no, pero seguimos buscándolas. En estos tres años hemos vivido momentos de todo tipo y nos hemos llevado alguna que otra alegría pero también muchas decepciones. Tuvieron que pasar seis meses desde que pusiéramos las primeras denuncias y realizáramos las concentraciones para que la Fiscalía dijese que iba a investigar los presuntos casos de bebés robados. Después llegaron los primeros casos a los juzgados, lo que supuso un avance muy grande. Luego comenzaron a venir los archivos en cadena, primero cinco una semana, luego diez en otra, 20... En ese momento todos nos vinimos abajo porque de 200 denuncias que llegamos a poner se archivaron casi el 80%.
-Ahora parece que vuelven a tener un clavo al que agarrarse con la clausura del cementerio de San José, ¿no?
-Las exhumaciones son algo que llevamos mucho tiempo esperando. Con la clausura del cementerio y el convenio firmado con el Ayuntamiento no tenemos que pedir permiso a otras familias que también tienen allí restos humanos para iniciar las exhumaciones y poder buscar a los bebés que nos dijeron que habían muerto, algo para lo que hemos tenido muchos problemas. Ya no tenemos que esperar a la orden judicial, lo que nos permitirá agilizar bastante los trámites. Es lo mejor que nos ha pasado después de tanto tiempo esperando, después de tantas veces que lo hemos solicitado.
-¿Usted también lo ha solicitado?
-Yo la solicité por primera vez en 2010 pero siempre me dijeron que no podía ser porque en la misma fosa había otros cuerpos enterrados y ahora tengo una nueva oportunidad. Yo he tenido suerte porque los restos de mi hermana siguen allí, hay familias que se han encontrado con que no están los cuerpos porque se los llevaron a otras fosas.
-Poder tener acceso a los cuerpos ¿puede suponer un gran avance para vuestra causa?
-Vivimos con una duda arrastrada desde hace muchos años sobre si nos robaron a los niños o no. Una duda con un dolor muy fuerte porque proviene de un duelo que no se ha cerrado. Si es verdad que mi hermana murió al poco de nacer, tan sólo quiero poder enterrarla junto a mi familia para poder quedarnos tranquilos. Si no está ahí, queremos saber qué pasó para poder acabar con esta angustia. Hemos tenido que poner denuncias para que nos hagan caso porque decirlo en los medios de comunicación no fue suficiente. Lo único que queremos es saber qué pasó con los niños.
-¿Y si no corresponde el ADN?
-Será peor, porque entonces es posible que sigan vivos y esto no se acabará nunca ¿cómo vamos a encontrarlos? Prefiero que mi hermana falleciera para poder terminar esta historia.
-Hay un caso en Cádiz, el de Teresa Andreu, en el que se ha citado a declarar como imputado a un pediatra ¿Puede abrir otras puertas?
-Estaba citado a declarar junto a un ginecólogo y un trabajador de una funeraria pero estos dos últimos han muertos. Cuando llegó el momento, el juez se dio cuenta de que faltaban las pruebas de ADN por lo que la declaración del pediatra se puede retrasar un año y medio o incluso dos. No sabemos si por entonces seguirá vivo pues es una persona mayor.
-¿Hay muchos casos?
-El más antiguo que tenemos data del año 38, cuando ingresaron a un bebé de dos años y nunca más se supo de él. Los siguientes casos son del 54, 56 y 57. En la década de los 60 hay alguno más pero sobre todo en los años 70 las denuncias son exageradas. También hay muchos en los años 80 y algunos en los primeros años de los 90.
-¿Hasta cuándo seguirá la lucha?
- En mi caso hasta el final, hasta que averigüe qué ha pasado. Mientras sea presidenta de la asociación tiraré para adelante con todos las denuncias que hay. En estos tres años se han puesto en contacto conmigo hasta 400 personas por diferentes casos, muchas de las llamadas eran de personas mayores que no saben como abordar la situación. Aunque mi hermana esté muerta seguiré con la lucha, no ya por mí sino por los que no cuentan con los medios. Sé que hubo bebés que se robaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada