sábado, 18 de enero de 2014

Un caso de 'bebés robados' de Jerez llegará al Constitucional

Es la primera familia de la provincia que recurre a esta instancia tras archivar su caso la Audiencia provincial
GLORIA MORENO JEREZ | ACTUALIZADO 18.01.2014 - 01:00
zoom
Luisa Fernanda Terrazas, junto a su marido Francisco, con la documentación que han ido recopilando.
El matrimonio formado por Luisa Fernanda Terrazas y Francisco Tocón ha decidido llevar hasta el Tribunal Constitucional su denuncia por la supuesta desaparición de sus hijos recién nacidos, unos gemelos, dentro de la conocida como trama de los 'bebés robados'. Son los primeros afectados de la provincia que han optado por elevar a las más altas instancias judiciales su caso, tras ser archivado en la Audiencia provincial. Terrazas señaló ayer que si se han arriesgado a dar este paso, que "para nosotros supone un coste económico importante", es porque el auto de la Audiencia provincial "admite que se ha producido un delito pero archiva la denuncia porque dice que el delito ha prescrito". Hay que tener en cuenta que los hijos de este matrimonio, un niño y una niña, nacieron en el hospital de Jerez el 24 de febrero de 1972 y la Audiencia viene archivando casos anteriores a 1979. "Lo que ocurre es que en ningún auto se reconoce claramente que ha habido un delito, como ha pasado en nuestro caso y eso es lo que nos ha animado a seguir hasta el final. Tenemos esperanzas". Terrazas, que es además la delegada en Jerez y vicepresidenta de la asociación SOS Bebés Robados Cádiz, mantiene que si la denuncia es admitida se abre un camino para otros afectados que se encuentren en la misma situación. 

Pese a que el archivo de su caso por la Audiencia ha supuesto un varapalo para esta pareja, Terrazas valoró el apoyo a sus denuncias que supone el auto, ya que según dijo, reconoce muchas de las irregularidades que se produjeron alrededor del nacimiento y presunto fallecimiento de los dos bebés. Manifestó que incluso la Audiencia en su auto le dice al Gobierno que cree un banco de ADN. 

El matrimonio presentó la primera denuncia en Fiscalía en mayo de 2011, y durante este tiempo ha tenido que recorrer un complejo periplo judicial, en el que los afectados están dispuestos a llegar hasta el final para saber qué ocurrió con sus hijos. Los niños supuestamente fallecieron en el hospital de Jerez al poco de nacer y con escasos días de diferencia. En la documentación, el matrimonio ha ido encontrando continuas contradicciones, que le ha hecho sospechar que sus hijos pudieron ser entregados en una adopción ilegal. 

Por otra parte, Terrazas manifestó que ya hay diez nuevas denuncias preparadas para llegar a los tribunales, aunque criticó que desde el hospital no están encontrando mucha colaboración a la hora de facilitar los historiales que las familias demandan. "Están tardando hasta dos meses y en algunos casos después de todo ese tiempo, contestan que no lo encuentran". También señaló que se producen demoras cuando se pide en el cementerio la documentación que los afectados precisan para presentar las demandas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada