viernes, 13 de febrero de 2015

SOS Bebés Robados se concentra en los juzgados mientras declara un ginecólogo

Miembros de la asociación SOS Bebés Robados se concentraron ayer ante los juzgados de San José, donde declaró un ginecólogo que practicó la cesárea a Antonia, la madre de un supuesto bebé robado en marzo de 1988 en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz. 

En su declaración ante el juez, el ginecólogo dijo que él sólo intervino en el alumbramiento y que existen otras personas que atendieron al bebé que murió, supuestamente, 48 horas después. 

Para el abogado de la Asociación SOS Bebés Robados de Cádiz, Alberto Prián, este testimonio, aunque no aclara qué paso con el hijo de Antonia, "permite tirar el hilo" y arrojar "algo de luz" sobre "el funcionamiento interno del hospital de aquella época" lo que puede ayudar a esclarecer el medio centenar de casos en los que la asociación continúa litigando. 

En el caso de Antonia, lo que despertó las sospechas de la familia de que pudiera tratarse de un bebé robado es que en 1997, cuando abrieron el nicho del Cementerio de San José donde supuestamente el pequeño fue enterrado, "allí no había niño y ni siquiera estaba la caja".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada